domingo, 10 de julio de 2011

Un viaje de ida


Un año atrás la visité; me obnubiló su pelo negro y sus besos cereza. Recuerdo haber tenido la Rayuela en una mano mientras me besaba en una esquina porteña dejandome pendular entre mis emociones. Me tomó de las manos y me llevó a recorrer su mundo en el que decidí alojarme.
En algún momento ella pensó que nuestra relación era imposible, quizás porque nos separaba un país y vidas sitiadas en lugares diferentes.
Sin poner freno y sabiendo que sería un error interrumpir la felicidad que sentimos en nuetros contactos, comenzamos a darle forma a nuestra relación, a quejarnos de la distancia y a hacer planes, Así surgió la gran idea de achicar el país; eso hicimos. Hoy me alegra poder mostrarle lo equivocada que estaba en esos dias de mayo, cuando me hablaba de un amor imposible.

Brindo mi amor por nuestra vida juntas y nuestras cotidianeidades.
¡Feliz cumpleaños de nuestro amor amorcita! - Me hago cargo del amor redundante en mis palabras -

3 comentarios:

juliana dijo...

Salud!! Por las distancias que se achican y las cotidianeidades de besos!! Que brinden muchas, muchas, muchas veces más. Las quiero

hayward dijo...

Que hermosura tanto amorrrrr!!! jajajja! que sean inmensamente felices para siempre!!!

[vestidas de besos] dijo...

Salud JeiJei

Gracias pantera :)